EL PP RECONOCE A TRAVÉS DE UNA CONCEJALA IRREGULARIDADES EN LA GESTIÓN DEL PROGRAMA “LA DIPU TE BECA” ANTE LOS ESTUDIANTES INDIGNADOS QUE ASISTIERON AL PLENO.

Navarré considera además que el alcalde, el señor Espinosa, con su actitud de no responder al Pleno ni a los estudiantes que fueron a escucharle, dio la impresión de echar la culpa de todo lo ocurrido a sus propios concejales, cuando el principal responsable fue él, que ostentó el cargo de Presidente de la Comisión Baremadora.

El pasado 27 de junio tuvo lugar el pleno ordinario del ayuntamiento de Casinos, donde uno de los puntos del día era dar cuenta del proceso de selección de los participantes de la DIPU TE BECA. En primer lugar el portavoz del grupo Compromís Miguel Navarre quiso dejar bien claro la valía y la competencia de todos los participantes en el programa de la diputación. Después de esta pequeña observación se dirigió al pleno municipal, pero sobre todo al alcalde de Casinos Miguel Espinosa García (Presidente de la comisión evaluadora de la DIPU TE BECA) para pedirle explicaciones de cómo se llevo a cabo  el proceso de selección de los aspirantes de la Dipu te beca.

Desde Compromís creemos que si se ha de calificar la gestión del proceso de selección y las bases que se han elaborado en el Ayuntamiento de Casinos, dicha gestión ha sido  nefasta, oscura, increíble, esperpéntica, turbia, confusa, y misteriosa. En otras palabras, lo que aquí se ha hecho es un empastre”- añadió el portavoz Miguel Navarre-.

El grupo municipal Compromís per Casinos, después de recibir muchas quejas de numerosos estudiantes, investigó el proceso de selección y denunció en el pleno ordinario que se vulneraron presuntamente principios fundamentales como los principios de publicidad y de concurrencia, muy vinculados al artículo 24 de la Constitución Española (CE). El ayuntamiento de Casinos no público en las bases del programa La Dipu te beca los méritos susceptibles de ser puntuados a los aspirantes, ni los puntos que se otorgaban por cada mérito. Además, y esto constituye lo más grave, no se contempló en la convocatoria un periodo de alegaciones o reclamaciones, tal y como obliga la ley 30/1992 del proceso administrativo común. El Ayuntamiento no incluyó posibilidad de recurso en la propuesta de los candidatos seleccionados del día 11 de junio de 2013. Tampoco hizo públicas las puntuaciones de los candidatos, ni aquellos que fueron seleccionados, ni aquellos que no lo fueron. Compromís per Casinos ya solicitó en la convocatoria de la Dipu te Beca del año anterior, que los méritos baremables y las puntuaciones se publicasen en la convocatoria.

Los concejales de Compromís pudieron comprobar in situ, cómo la comisión evaluadora, presidida por el señor Miguel Espinosa,  dio más puntos por la firma del cura de la parroquia en un papel por un curso de monitor de junior, que por el mismo título de Bachillerato o de Formación Profesional. Incluso se baremaron méritos alegados en algún que otro currículum, pero que en ningún momento se justificaron, según la documentación a la que tuvieron acceso los concejales de Compromís antes de la celebración del Pleno. – Hubo incluso un error en la suma de las puntuaciones de una candidata, lo que confirma la gestión desastrosa que el señor Alcalde ha llevado a cabo en este ámbito – ha apostillado Navarré.

El portavoz de Compromís también quiso dirigirse en el pleno a aquellos estudiantes que fueron becados tras el proceso de selección, dándoles un mensaje de apoyo. Como reconoció la concejala del equipo de gobierno, la popular Mª José Just, ésta advirtió a los seleccionados de que si escuchaban decir a alguien en el pueblo comentarios sobre si los seleccionados habían sido enchufados, sugiriesen a esas personas que formalizasen cualquier queja ante el Ayuntamiento. Para Compromís per Casinos esta actitud de la concejala Just fue muy oscura y sospechosa, porque si las cosas se hubiesen hecho bien desde un primer momento, ahora estas personas, que son totalmente válidas, no se hubieran sentido etiquetadas en el pueblo por culpa de una mala gestión del equipo de gobierno.

   La concejala Mª José Just reconoció en el Pleno que en las bases no se recogió un plazo de alegaciones para los propios candidatos. También reconoció un error de baremación de una candidata en el mismo Pleno, que se subsanó en aquel mismo instante. Las intenciones de la concejala Just de quitar hierro al asunto sobre la responsabilidad del Alcalde chocaron con la cruda realidad: el alcalde Espinosa fue el Presidente de la Comisión Baremadora en este proceso de selección; fue también él quien firmó el acta con los candidatos seleccionados; y fue el propio alcalde también quien comunicó por teléfono la adjudicación de la Beca a aquellos estudiantes seleccionados. El principal responsable de lo ocurrido es el mismo Alcalde Espinosa, y no sus concejales, como dio a entender en el Pleno con su silencio y las explicaciones de la concejala liberada – han explicado los concejales de Compromís.

Arxivat en: Cultura i Educació

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *